Este blog es lugar de encuentro y participación de todos los clubes de lectura de la Biblioteca Pública de Ávila para que sus miembros puedan aportar sus opiniones sobre las lecturas o relatarnos los debates de sus sesiones

También es un espacio en el que cualquier persona que desee leer los libros que leen nuestros clubes pueda expresar sus comentarios.

lunes, 26 de marzo de 2018

Cuatro corazones con freno y marcha atrás ; Los ladrones somos gente honrada de Enrique Jardiel Poncela

CUATRO CORAZONES CON FRENO Y MARCHA ATRÁS, una de sus obras más logradas, es la historia de unos seres que no sólo se convierten en inmortales, sino que, descontentos con ello, acaban rejuveneciendo poco a poco. LOS LADRONES SOMOS GENTE HONRADA es una comedia de «simple y estricta diversión», porque en ella, según Jardiel, no hay «cimientos psicológicos, pasionales, metafísicos o filosóficos que la justifiquen».
Fernando Valls y David Roas, profesores de la Universidad Autónoma de Barcelona, han preparado esta cuidada edición en la que profundizan en las constantes literarias de uno de los más originales dramaturgos del siglo XX español.
© Austral

La crítica

<<Dos piezas representativas de la obra del polifacético Enrique Jardiel Poncela: vanguardia, humor inverosímil y disparatado, y chistes lingüísticos al servicio de un espíritu crítico e insatisfecho empeñado en desvelar lo vulgar de la existencia.>>  (Austral)
<<(...) sus comedias ingeniosas y bien construidas, amasadas con humor inteligente y de alcance menos liviano de lo que su envoltura jocosa puede desvelar al primer vistazo>>  Juan Ignacio García Garzón (ABC)

El autor

( 1901-1952). Fue un escritor y dramaturgo español. Su obra, relacionada con el teatro del absurdo, se alejó del humor tradicional acercándose a otro más intelectual, inverosímil e ilógico, rompiendo así con el naturalismo tradicional imperante en el teatro español de la época. Esto le supuso ser atacado por una gran parte de la crítica de su tiempo, ya que su ironía hería los sentimientos más sensibles y abría un abanico de posibilidades cómicas que no siempre eran bien entendidas. A esto hay que sumar sus posteriores problemas con la censura franquista. Sin embargo, el paso de los años no ha hecho sino acrecentar su figura y sus obras siguen representándose en la actualidad, y se han rodado además numerosas películas basadas en ellas. Murió de cáncer, arruinado y en gran medida olvidado, a los 50 años.
© Wikipedia

Y Además

lunes, 19 de marzo de 2018

La chica danesa de David Ebershoff

Copenhague, en 1925. Greta y Einar son una pareja de jóvenes pintores. Ella es conocida, sobre todo, por sus delicados, sugestivos retratos de mujeres. Pero aquella tarde, la modelo no ha venido. Y Greta le pregunta a Einar si por una vez, para que ella pueda terminar la parte de abajo de un cuadro, él se pondría un par de medias de seda, se calzaría unos zapatos de tacón, acaso también un vestido que le permitiera acabar de pintar los pliegues de la falda. Einar acepta, y el instante en que la seda del vestido se desliza por su cuerpo supone una revelación, el momento de la sensación más verdadera, como cuando se sumerge en el mar en verano. Pero el océano de esta zambullida, que ya no tendrá vuelta atrás, es un mundo de sueños, el sueño por ser Otro. Y así, acompañado por Greta -porque ambos habitan ese oscuro espacio secreto entre dos personas que constituye un matrimonio-, Einar recorrerá un arduo camino al final del cual se encuentra una mujer llamada Lily Elbe, que fue Einar, y que ahora es una chica danesa.
© Anagrama

La crítica

«Rara vez la cuestión de la identidad sexual -o quizá simplemente de la identidad-, ha sido abordada con más sutileza y profundidad. Pero, sobre todo, y a pesar de su escabroso tema, La chica danesa es una bellísima, intensa historia de amor» (Publishers Weekly).
«Una escritura refinada, la atmósfera de una época recreada con delicada precisión. David Ebershoff ha escrito una extraña y conmovedora historia de amor centrada en la confrontación con el misterio del otro...» (Richard Bernstein, The New York Times).
«Una fábula enigmática y cautivadora sobre la metamorfíosis y la construcción de la identidad. Un libro admirable» (Andrew Biswell, The Sunday Express).
«Memorable y perturbadora, una penetrante mirada a la misteriosa caja negra de la sexualidad humana» (John Burnham Schwartz, The New York Times).
© Anagrama

El autor.

David Ebershoff (1969) nació en Pasadena, California, y vive en Nueva York, donde trabaja como editor ejecutivo en Random House y además da clases de escritura en la Universidad de Columbia. Es autor de una colección de relatos, The Rose Story, y de tres novelas: La chica danesa, Pasadena y The 19th Wife, que tuvo una adapatación televisiva. Sus libros han cosechado múltiples premios y alcanzado grandes cifras de ventas, y se han traducido a veinte idiomas.
© Anagrama

Y Además...

jueves, 22 de febrero de 2018

El Señor de las moscas de William Golding

Urdida en torno a la situación límite de una treintena de muchachos en una isla desierta, El Señor de las Moscas es una magnífica novela que admite lecturas diferentes e incluso opuestas. En efecto, si algunos pueden ver en esta indagación de William Golding en la condición humana la ilustración de que la agresividad criminal se halla entre los instintos básicos del hombre, otros podrán considerarla como una parábola que cuestiona un tipo de educación represiva que no hace sino incubar explosiones de barbarie prestas a estallar en cuanto los controles se relajan.
©Alianza



La crítica

<<"El señor de las moscas” es uno de esos grandes clásicos que no sólo no dejan al lector indiferente, sino que se quedan grabados en su memoria por la contundencia de los actos y las reflexiones que en él tienen lugar.>> Haizea Ustaran.(Culturamas)
<<Éste es el tema de Golding, el moralista pesimista, el racionalista bastante desesperado: el de la búsqueda y persecución del mal, que se integra al lado del bien en esa moneda que es la persona humana, donde el haz siempre necesita de un envés.>>  Rafael Conte (El País)

El autor

 William Golding  (1911-1983) fue un novelista y poeta británico, galardonado con el premio Nobel de literatura en 1983, conocido especialmente por su obra El señor de las moscas.
©Wikipedia

Y Además...

lunes, 19 de febrero de 2018

León el africano de Amin Maalouf

En una época de crisis en la que dos grandes imperios pugnan por la supremacía en el Mediterráneo, Hasan, nacido en Granada poco antes de 1492 y más conocido como León el Africano, emprende una extraordinaria peregrinación que, guiada por su pasión de vivir, lo llevará a la misteriosa ciudad de Tombuctú, a los quince reinos negros situados entre el Níger y el Nilo, y a la deslumbrante Constantinopla. Finalmente, sus conocimientos y experiencias, donde se funden la cultura oriental y la occidental, el mundo cristiano y el del islam, serán puestos al servicio del papa León X y de Julio de Médicis.
© Alianza Editorial.

La crítica

<<Amin Maalouf, a través de un relato en el que fluidez (que no velocidad) narrativa y sencillez (que no simplicidad) expresiva se dan la mano para tejer una malla en la que el lector queda atrapado cual tábano embriagado, seducido por el meloso fluir de un verbo certero, sutil y acariciante.>>  Manuel Márquez (Crítica de libros)
<<La obra de Amin Maalouf se ha desarrollado ajustándose a una subterránea coherencia(...) la reflexión sobre uno de los principales conflictos ideológicos de nuestro tiempo, que asentó definitivamente su prestigio de escritor>> José María Ridao ( El País)
<<León el Africano es una de las mejores y más perfectas novelas de viaje y biografía por excelencia.>>  La librería de Javier


El autor

(Beirut, 1949-) es un escritor y periodista franco-libanés. Estudió Economía Política y Sociología en la Universidad de San José de Beirut. Periodista en el diario An-Nahar, como enviado especial en zonas como Vietnam y Etiopía. En 1976 se exilió en Francia a causa de la guerra civil libanesa.
Ha sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2010.​ Es miembro de la Academia Francesa, ocupando la silla número 29, en la que sucedió a Claude Lévi-Strauss.
©Wikipedia

Y Además...

lunes, 12 de febrero de 2018

El Diablo en el cuerpo de Raymond Radiguet

Con un libro, AL REVÉS, en 1884 Huysmanns, vanguardista "avant la lettre", decretaba el fin de la novela amorosa, piedra de toque del naturalismo en la que habían incursionado, con suertes dispares, desde Dumas hasta Tolstoi, pasando por Balzac, Flaubert y Maupassant. Harto de todo aquel "marivaudage", de tanta pasión doliente entre duques y condesas, entre burguesas y soldados, inauguraba el gesto experimental que habría de cambiar radicalmente el punto de mira de la literatura venidera: el fresco social y la novela de amor iban a ceder su cetro a obras que, por hallarse ésta precisamente en crisis, se abocaron a interrogar la individualidad. Pero algo esencial había quedado en el tintero. 
Hacia 1920, un adolescente hermoso, visionario y trágico escribía dos grandes novelas de amor: EL DIABLO EN EL CUERPO y EL BAILE DEL CONDE DE ORGEL. Raymond Radiguet sobreimprime a la ilusión amorosa todo el desencanto, la irreverencia y la amargura del siglo siniestro que comenzaba. El "enfant terrible" que narra en primera persona la historia de adulterio y de iniciación amorosa de EL DIABLO EN EL CUERPO -sobre el fondo más miserable que épico de la primera guerra mundial- se da el lujo de amar y de diseccionar al mismo tiempo el amor como un médico que observa su propio cáncer al microscopio. Extremo opuesto al de Ana Karenina, aquí el enfermo de pasión y el moralista son uno y el mismo, y Radiguet no ofrece para esa paradoja ningún paliativo. Su erótica tiene la fuerza de Shakespeare, pero también la crueldad de Lautréamont, la lucidez destructiva de Rimbaud, el humorismo furioso y compasivo que Céline abordaría en su Viaje, la extraordinaria precisión emocional de Proust. Como Rimbaud, Radiguet dejó la escritura tempranamente, no por el contrabando y la gangrena, sino por una muerte anónima, solitaria y precoz en un hospital público.
Como aquél, que fascinó a Verlaine, Radiguet hechizó a Jean Cocteau. Escrita a la misma mesa que Thomas el impostor, de este último, es su contracara perfecta. Donde Cocteau narra la guerra en términos de lujo, para Radiguet la lujuria es la guerra por otros medios, una forma artísticamente refinada de "folie à deux". 
EL DIABLO EN EL CUERPO es una novela bella y maldita, que atrapa y lastima desde la primera hasta la última línea, y que se entrega al corazón para traicionarlo una y otra vez en brazos de la inteligencia. Si la guerra es la ley del mundo, el amor es un crimen que exige de los dos que van a aniquilarse los más altos atributos de la sensibilidad, la crueldad y la imaginación.
El Diablo en el cuerpo ha sido llevada a la gran pantalla en dos ocasiones: la primera, dirigida en 1947 por el director francés Claude Autant-Lara, con la participación de Micheline Presle, Gérard Philipe y Denise Grey, y la segunda, estrenada en 1986 fue dirigida por el cineasta italiano Marco Bellocchio con la participación de Maruschka Detmers.
©Pre-Textos

El autor


Raymond Radiguet nació el 18 de junio de 1903 en Saint-Maur-des-Fossés y murió el 12 de diciembre de 1923 en París, Francia. Fue un escritor francés que falleció con veinte años y dos novelas a sus espaldas

© Wikipedia

El Gran Gatssby de Francis Scott Fitzgerald

Jay Gatsby, el caballero que reina sobre West Egg, es el arquetipo de aquellos míticos años veinte en que pareció que todo era posible, un tiempo de felicidad entre el horror de la Primera Guerra Mundial y la barbarie de la Segunda. Junto al resto de los protagonistas, representa a la Generación Perdida, a todos aquellos «jóvenes tristes» que personificaron el mito de la pasión y el desamor, de la literatura que se funde con la vida.
Publicada por primera vez en 1925, El gran Gatsby está considerada como La Gran Novela Americana. Simboliza el triunfo, la perpetua juventud y el deslumbramiento que desembocan en la tragedia, la decadencia y la caída, constantes reflejadas con asombrosa precisión en la propia vida de Fitzgerald
©www.megustaleer.com

La crítica.


<<A través de los años, 'El gran Gatsby' nos sigue diciendo una misma verdad, pero lo hace ofreciéndonos infinidad de matices que antes quizá no fuimos capaces de entender. >>P Martínez Zarracazina ( El Diario Montés)
<<La lengua de Fitzgerald habla por sí sola de otra época y de otros tiempos que son también los nuestros >> Guillermo Altares (El País)


El autor.


( 1896-1940) Escritor americano, Francis Scott Fitzgerald es uno de los mejores exponentes de la literatura norteamericana del siglo XX. Sus novelas, situadas en las décadas de 1920 y 30, están consideradas como auténticas obras maestras.
Miembro de la llamada Generación Perdida Americana, sus cinco novelas retratan un paisaje de personajes brillantes y efímeros, de juventud y también de desesperación.
©Lecturalia


Y Además...

jueves, 8 de febrero de 2018

La venganza de la tierra de James Lovelock

Durante miles de años la Humanidad ha explotado la tierra sin tener en cuenta las consecuencias. Ahora que el calentamiento global y el cambio climático son evidentes para cualquier observador imparcial, la Tierra comienza a vengarse.
La Humanidad no sólo está a punto de autodestruirse sino que todas las soluciones propuestas o aplicadas hasta ahora no pueden resolver el problema (la biomasa, la energía solar, etc.).
El profundo conocimiento del autor sobre la ciencia del calentamiento global le permite darnos una verdadera explicación sobre lo que está pasando y propone soluciones realistas para el mayor problema al que ha tenido que enfrentarse la Humanidad.
En este apasionado alegato, James Lovelock argumenta que, aunque el cambio climático ya es inevitable, todavía no es demasiado tarde para salvarnos (o al menos algunos de nosotros).
Si quiere saber qué está pasando con la Tierra y qué se puede hacer para salvarla, éste es el libro que hay que leer.
©Planeta 

La crítica

<<(..) en el libro de forma muy amena e instructiva. El lector descubre un punto de vista diferente a los que se escuchan habitualmente sobre el cambio climático.>>  (Historias de la Ciencia)
<< El libro está escrito con un tono muy amable huyendo del catastrofismo.>>  (Divulagación científica)
<<Merece la pena dedicar unas horas a leer este libro. Aprenderemos muchas cosas interesantes y nos abrirá los ojos a ciertas realidades que entre unos y otros han creado, impidiendo que los ciudadanos nos preguntemos nada acerca de lo que sucede.>>  (Libros al por mayor)

El autor

(1929-) Es un científico independiente, meteorólogo, escritor, inventor, químico atmosférico, ambientalista, famoso por la Hipótesis Gaia, que visualiza a la Tierra como un sistema autorregulado.
Su invento, el detector de captura de electrones, permitió detectar componentes tóxicos en regiones tan remotas como la Antártida.
Contrario al armamentismo nuclear, promueve un uso pacífico de la energía nuclear como único recurso para disminuir el abuso de los combustibles fósiles y evitar que el sistema atmosférico llegue a un punto sin retorno que lo desestabilice.
©Wikipedia

Y Además...